Empecé con todo esto jugando con un pupitre rojo que me pusieron los Reyes Magos. Yo cogía el pupitre, lo montaba en una mesa, y se transformaba en el escenario de un gran teatro. Hacía decorados de cartón, las linternas eran focos y los clicks de Playmobil representaban a los actores. Seguí por ese camino y el 28 de octubre de 2011 estrené mi primer cortometraje, 'Caniville', en una sala de cine de mi pueblo-ciudad (Sanlúcar de Barrameda). Después se me ocurrió subirlo a Youtube cortándolo en trocitos y así conseguimos que llegara a más gente (con el tiempo ha obtenido más de 300.000 visualizaciones). Durante mis años de carrera en Sevilla seguí con otros proyectos, como el cortometraje 'Errarte en la Sombra', el montaje del largo 'Ouroboros' y el espectáculo lírico 'Destino Verdi'. Para cuando comenzó 2015, habíamos cosechado un buen puñado de premios, y decidimos ponernos manos a la obra con una webserie basada en el corto 'Caniville'. El resultado fue un éxito y nos ha aportado muchísimo. Ganamos el Websurfestival, con premio de jurado y público, mientras realizaba el making of de la última película de Dragon Ball Z (La resurrección de Freezer). Poco después empecé a trabajar en La Zanfoña Producciones, con la serie 'Brigada de Fenómenos' y dos documentales para la serie 'Al otro lado de la música', aún por estrenarse. Durante este año también he trabajado como realizador en proyectos de realidad virtual para la empresa Sngular, viajando con los Hermanos Roca a Estados Unidos, y he sido postproductor del videojuego 'Tantra Rumble'. Hace unos meses he tenido el honor de recibir la Mención Especial 2016 de los premios 'El público' otorgados por la RTVA. Me han definido como una persona tendente al equilibrio, y entre mis hobbies se incluyen los juegos de mesa, la exploración de los sueños lúcidos y la composición musical.